domingo, 19 de diciembre de 2010

Sus ojos parecían decirme algo, su voz estaba aterrada, su cuerpo temblaba, pero algo le decía que lo hiciera.
Por otra parte yo esperaba, inquieta.
+¿Que te pasa?¿Hay algo que debas contarme?-le dije mientras le cogía de las manos. 
-Solo es que...-me dijo mientras bajaba la mirada
Lo abrazé con todas mis fuerzas, y por su parte me dio un beso en la mejilla. 
No era lo que yo quería pero se le acercaba mucho, y bueno es el chico que más quiero, 
no importa, con tal de tenerlo a mi lado.
-Bueno, si hay algo que te debería contar, pero no solo con palabras-me susurró.
Yo me detuve a mirarlo, ya no me importaba lo que pasará a nuestro alrededor, solo él, él y él.
Nos acercabamos, cada vez sentía más cerca su aliento... y cuando menos me lo esperaba, nos besamos.
Sabía que ya no lo podía mirar de la forma que siempre lo miraba, que si no lo tenía conmigo, lo iría a buscar, cuando lo necesitara. Ahora ya no sería solo un amigo, no... era más que eso.
-Quiero que sepas, que estoy enamorada de ti-dijo
+Yo también-le confesé.
Fue el mejor momento de mi vida, nadie podría cambiar jamás lo que habia sucedido. 
Lo quería como nunca, aunque nunca dejaré de hacerlo. ¿Sabeis el por qué? Porque es maravilloso.

5 comentarios:

Cristina. dijo...

Que texto tan bonito :)
Sabes? me gusta mucho tu blog!
Te sigo, besos.

silent fionna dijo...

que bonito texto.. y la foto^^
un besito:)

Anndrea dijo...

me encanta ojala fuera todo tan bonito, un besitoo^^

Paula Berrido dijo...

Es precioso el texto!:)
Me gusta mucho tu blog, te sigo:D
Pasate a ver si te gusta el mio

comoburbujasdechampagne.blogspot.com

un besito

Sitting on my roof. dijo...

Es precioso!
Un besito.