jueves, 9 de diciembre de 2010

Nunca sabes cuando necesitas llorar, a veces solo hace falta pensar en la persona que más deseas.






Te quiere.
Te hace volar, te hace rozar las nubes, te hace sonreír, te hace feliz. 
Cuando menos te lo esperas aparece la persona que te va a querer como nadie, y la persona que        
desea estar todo el tiempo a tu lado. No hace falta más, solo hace falta él para poder ser feliz, solo quieres sus abrazos, sus caricias sus besos, solo quieres su amor. Porque él es el causante de ti, de tus emociones, tus sentimientos, tus decisiones, tus promesas, tus mentiras... y él es el único que te comprende, por eso debes quererlo tanto como lo haces.

2 comentarios:

isabella dijo...

el problema es que a veces cuando te pones a llorar no logras parar...

Jana and Vanessa dijo...

Such a cute picture. Keep it up with your blog and thanks for sharing!
All the best
Midnight Couture Girls